ENVÍO GRATIS EN COMPRAS SUPERIORES A 50€

Skip to main content

Cómo Rapelar con la Cuerda Rota

 A veces, ante una situación difícil hay una solución más sencilla de lo que pensamos. Te mostramos cómo se puede rapelar con seguridad cuando nuestra cuerda se ha dañado o roto. Aunque no sea la única de las soluciones posibles, sí se trata de una buena manera de aprovechar al máximo el restante de cuerda sana.

El rozamiento excesivo debido a diversos factores como puede ser la caída de un segundo de cuerda sobre un filo rocoso o una caída de piedras, el pisotón con un crampón o el roce con el filo de un piolet, pueden dejar dañada nuestra cuerda de manera que resulte peligroso rapelar por ella. Como probablemente tendremos que utilizarla, debemos buscar la forma que nos garantice una mayor seguridad en el descenso.

Lo primero que debemos hacer es dejar aislada la parte de la cuerda dañada mediante un nudo de gaza, de manera que no tenga que soportar carga y se acabe de romper.

Después haremos de nuevo una gaza o nudo de ocho para que la cuerda haga tope en la reunión, debemos asegurarnos de que el nudo no puede pasar por la argolla de la reunión o el anillo de cinta o cualquiera que sea el material utilizado para montarla. Podemos añadir un mosquetón o un maillón para evitar que ocurra.

De ésta manera rapelaremos en simple por el tramo de cuerda sana (cabo de la derecha) y utilizaremos la parte estropeada como cabo de recuperación (cabo de la izquierda).

Nota:La reunión montada en la imagen que se muestra es ficticia, no debemos rapelar de un cordino de esas características ni en ese ángulo.

Escalada en Ensamble: Gestión de Cuerdas

No escales en ensamble con un gran bucle de cuerda suelta entre tu compañero y tú. Esto anula el objetivo de tener una cuerda entre  los dos compañeros, incrementando la fuerza de cualquier caída que se produjera. Hay dos maneras de solucionar éste problema. El primero, no tanto el método ideal, es que ambos escaladores escalen a la misma velocidad durante todo el rato permaneciendo encordados cada uno a su extremo de la cuerda. Esto puede resultar difícil y frustrante cuando un escalador está en una sección difícil y el otro en un terreno fácil.

El segundo método para solucionar éstas diferencias en velocidad, es que el segundo de cuerda use un aparato autobloqueador como un «gri gri». Esto permitirá al segundo de cuerda gestionar la cuerda en función de las demandas del primero y de su propia velocidad. Un inconveniente que inevitablemente surge de éste método es que el bucle de cuerda bajo el segundo escalador pueda atascarse.

Foto: Un aparato bloqueador específico, puede ser utilizado para disminuir el peso de la cuerda y evitar una caída del primero en el caso de que el segundo caiga en un ensamble. Dentro del círculo se observa que la cuerda corre libre.

Fuente: «Escalar rápido en pared». Hans Florine/Bill Wright. Ediciones Desnivel